Estimados amigos, Quizá os preguntáis que puede impulsar a una maestra y un agricultor jubilados a compartir la casa de sus antepasados con personas desconocidas y dedicarse al apasionante mundo del turismo rural.

Esta misma pregunta nos la hicimos Paco y yo misma cuando nos planteamos esta idea por primera vez.

Cuidar de aquellos que nos vienen a visitar nos llena de alegría, hacerles probar las recetas de la abuela que hemos guardado durante generaciones, oír a los pequeños por la casa, charlar con los huéspedes, vigilar que todo esté a su gusto… es como cuidar a nuestra propia familia.

Por esto estamos seguros que vuestra estancia en nuestra casa serà una experiencia compartida, pues os sentiréis acogidos y cuidados.

Hasta pronto,

Paco y Conxita

futlleto-Hort-de-Fortunyo
Descarga el folleto del Hort de Fortunyo